Seleccionar página

Las rutinas de la oficina que afectan sus finanzas no tienen nada que ver con su forma de trabajo o con la labor que desempeña. Esto tiene que ver con las rutinas qué hace que su sueldo no rinda durante todo el mes.

Rutinas que afectan sus finanzas personales

Aunque no lo crea la oficina es el lugar donde puede llegar a gastar grandes cantidades de dinero sin que se dé cuenta, después de todo pasa mucho tiempo de su vida en ella.

Lo primero que debe hacer es estar consciente de en qué tipo de cosas se le está yendo su dinero y cómo se relacionan con su estancia la oficina.

No cometa el error de desperdiciar porcentajes grandes de su dinero a la oficina sino en las cosas que realmente importan para su vida personal. Aquí algunos ejemplos de estos gastos.

Las comidas fuera de casa

El gasto más fuerte en la oficina es la comida, por ejemplo muchas personas comen para pasar el rato o porque se sienten estresadas. Por otro lado aunque cuentan con un horario para ir a comer, muchos prefieren acudir a lugares cercanos y comprar comida ya hecha si su hogar queda muy lejos de la oficina. Pero a final de mes comprar todos los días sus alimentos, es un duro golpe a la economía.

Lo ideal y lo evidente es que lleve sus alimentos desde casa, para esto necesita organizar su tiempo y preparar que comer una noche antes.

También debe tener aperitivos a deshoras, ya que lo que puede encontrar en la oficina son cosas no saludables como donas galletas o chocolates.

Su café por las mañanas

Para muchas personas tomar café por las mañanas es indispensable para tener un buen rendimiento laboral. El problema es cuando diariamente gasta un poco de su salario en café, al final de mes este gasto se vuelve una salida importante de dinero.

Organice su tiempo y trate de llevar el café cuando le sea posible de esta manera sus gastos hormiga no vaciarán su cartera.

Salir con sus compañeros de trabajo

Es una gran suerte tener compañeros en la oficina con los que se lleve muy bien y con los que pueda salir los fines de semana. Sin embargo tampoco salir cada viernes por tragos y gastarse su salario en esta salida no es la mejor forma de cuidar sus finanzas.

No se trata de no divertirse con sus compañeros, sino de cuidar sus finanzas, haciendo un presupuesto para esta salida y apegándose a él de esta forma podrá cubrir sus gastos básicos sin dejar de divertirse y conservando su relación laboral.

Hacer cuentas de todas estas rutinas previene los pequeños gastos, los famosos gastos hormiga que pasan desapercibidos. Sin embargo si no pone un límite para estos gastos terminará teniendo fugas de dinero considerables al final del mes o del año. Piense que con ese dinero pueda ahorrar e invertir cosas a su beneficio que mejorarán sus finanzas personales.

Share via