Seleccionar página

Tal vez desea hacer unas vacaciones, se encuentra en gran nivel de deuda o simplemente sabe que desea mejorar sus finanzas actuales. No importa cuál sea la razón siempre es una buena idea tratar de ver un mejor futuro para sus finanzas. Tenemos una gran sección de consejos financieros en nuestro blog, muchos de esos consejos puede no aplicarse a su situación particular. No obstante hemos trabajado en claves que le ayudan a cualquier persona a iniciar en este proceso.

Comenzar a mejorar las finanzas

En conclusión una vez que reconozca estas tres claves puede comenzar a tomar acción.

1. Tener la intención de mejorar

Si no ha reconocido que tiene un problema y que existe capacidad para mejorar, muy poco se puede hacer. Además de reconocer el problema es que debe aceptar comenzar a hacer algo. A pesar de que considera que las finanzas estén sanas, no termina en el que simplemente tenga una cuenta de ahorro. Existe muchos aspectos que engloban a las finanzas personales y que se encuentran en buen estado.

El ahorro, como comentamos es solo una pequeña parte para controlar sus finanzas. Considerar tener un nivel de deudas bajo, y comenzar a hacer un presupuesto son los otros complementos. Una vida plena es en la que las metas y sueños pueden lograrse, esto puede obtenerse con un buen control del dinero, ya sea el ahorro o inversiones.

2. Conocer sus finanzas

Difícilmente puede comenzar a cumplir metas o poner planes en acción si no saben dónde se encuentra. Es decir, en qué estado están sus finanzas. Debe conocer a detalle en qué se va su dinero y cómo es que gasta. Con control podrá decidir a dónde destina el dinero.

3. Herramientas financieras

Que nuestros padres o amigos hayan tenido malas experiencias con ciertas herramientas financieras no debería ser el definitivo para ignorar ciertas opciones. No obstante para que no suceda lo mismo que a sus allegados, es que debe informarse acerca del funcionamiento de todas las herramientas disponibles de instituciones financieras y bancos.

Haga una lista con las diferentes herramientas, especificando para qué sirven. Los pros y los contras. Algunos ejemplos son las tarjetas de crédito, préstamos personales, créditos, herramientas de inversión, seguros, cuentas de ahorro, etc.

No solo cuenta todo lo que se ofrecen las instituciones, también existe material en línea, podcasts, ebooks y libros que ayudan a mejorar su educación financiera. Poco a poco puede iniciar cambiando su lectura tradicional, que pueden ser las redes sociales, revistas o de más, por material financiero o consejos sobre cómo mejorar sus finanzas.

Así comienza modificando sus hábitos y forma de pensar acerca del dinero. Solo deberá elegir la opciones que se apegan a sus finanzas, es decir que le ayudan particularmente en su caso.

Todos estas opciones están a su alcance ahora más que nunca, gracias a la tecnología. Desde apps para administrar y controlar sus finanzas y gastos, hasta opciones de lectura a su alcance en cualquier momento.

Share via