Antes de aceptar un contrato para solicitar un préstamo debe detenerse a pensar ciertas variables y si es realmente conveniente, en cuanto a monto y el momento en qué está solicitándolo. Siempre habrá entidades financieras que estén dispuestas a dar formas y opciones de financiamiento, pero debe estar en el mejor de sus intereses conseguir una opción que le beneficie más a usted que a las instituciones.

Cuestiones antes de solicitar un préstamo

Estas son las preguntas que debe hacerse antes de comenzar a solicitar un préstamo. Revíselas cuidadosamente.

1. ¿Es la última y única opción solicitar ese préstamo? Tal vez existen otras formas de financiamiento que puede explorar antes de comprometerse con un préstamo.

2. ¿Cuenta con un fondo de emergencias que pueda cubrir hasta 6 meses del pago de la cuotas en caso de solicitar un préstamo? Si se llegara a presentar la situación de que perdiera su empleo debe considerar que hay responsabilidades que jamás puede dejar de pagar, como lo sería un préstamo.

3. ¿Está destinando un porcentaje de sus ingresos no solo al pago de deudas, sino también al ahorro?

4. ¿Es posible pagar las mensualidades del préstamo con lo que gana mensualmente y que al mismo tiempo no se sacrifique la calidad de vida que tiene ahora?

5. ¿Conoce el monto total a pagar mensualmente del préstamo en el que está interesado? Debe revisar los intereses, cuotas por retraso o cualquier costo que pueda incluirse en el pago de las mensualidades al pagar en tiempo e incluso al incumplir. Debe ser posible cubrir ambas.

6. ¿El uso del dinero solicitado traerá beneficios a largo plazo a su vida? Es decir no se recomienda que se use para satisfacer necesidades inmediatas o pagar caprichos. Preferentemente debería ser para obtener beneficios a largo plazo como para una inversión de negocio.

7. ¿Ha comparado las diferentes tasas de interés que manejan varias instituciones financieras y bancos?

8. ¿Puede asumir una nueva deuda encima de las otras responsabilidades que tiene?

9. ¿Es posible seguir ahorrando con esta nueva deuda? Además de cubrir las responsabilidades financieras, el ahorro también debe entrar entre las formas inteligentes en que destina su dinero.

Conclusiones

Si ha contestado no a la mayoría o no sabe la respuesta, es mejor que se detenga a pensar o espere un poco para solicitar un préstamo. Es probable que no saber la respuesta de las preguntas le lleve a no tener un control o conocer a detalle el estado de sus finanzas, en cuyo caso poner otra carga financiera encima, no es buena idea. No importa con qué urgencia necesite el dinero, debe evaluar todos esos detalles, no solo por el lado de sus finanzas, sino de la empresa o institución que lo ofrece. Debe comprender por completo los términos del préstamo, desde montos, tiempos de pago y hasta tasas.

Si por otra parte ha contestado sí a la mayoría y tiene una respuesta detallada de la razón de su respuesta, es buen momento para solicitar un préstamo. Aún así tenga en mente las siguientes consideraciones.

– Tenga en mente que mientras más largo sea el periodo de tiempo de pago del préstamo, aunque las cuotas sean pequeñas, al final estará pagando una cantidad más alta por los intereses.

– Lea el contrato de préstamo detenidamente y compréndalo en su totalidad. Si surgen dudas no tema en hacerlas a la institución, siempre puede negarse a firmarlos y buscar mejores opciones.

Copy link
Powered by Social Snap