Seleccionar página

Contarle a nuestros amigos o familiares acerca de nuestros problemas financieros puede ayudarnos con consejos o experiencias de ellos. No obstante, al final las finanzas personales son propias, no le conciernen a alguien más y solo nosotros sabemos qué puede funcionar realmente. Las finanzas personales son la relación que tenemos con nuestro dinero, en cuanto a gastos y administración del dinero que ganamos.

Finanzas personales

Nuestro estilo de vida, preferencias y hábitos son únicos y diferentes a los de nuestra familia y amigos. Por eso mismo sus consejos pueden servir solo como consejos. Es decir poner en práctica al pie de la letra lo que le ha funcionado a los demás podría ser un gran error.

Tipo de presupuesto

Existen muchos tipos de presupuesto como el famoso 50-30-20, se aplica el 50% de sus ingresos a gastos necesarios, el 30% a gastos diarios y el 20% a extraordinarios como ahorro e inversión. Probablemente funciona mejor para las personas con pocas responsabilidades financieras, ya que si está pagando una casa y un auto, estos definitivamente consumen el 50% de sus ingresos, mientras que además debe pagar otras responsabilidades financieras.

Lo primero que deberá evaluar es:
¿Tiene familia que depende financieramente de usted?
¿Es financieramente independiente?
¿Tiene hobbies costosos?

La respuesta de estas preguntas hará que elija diferentes tipos de presupuestos, tal vez deberá centrarse en el ahorro e inversión para cumplir metas a largo plazo. Probablemente sus ingresos se van casi en su totalidad a cubrir el pago de hipoteca y coche. O puede ser que tenga un hobby costoso, pero pueda solventarlo porque no tiene otras responsabilidades financieras.

Mientras que por otro lado su vecino que tal vez es el único proveedor y padre de familia, le puede aconsejar que destine el 50-60% de sus ingresos al pago de deudas. Lo cual puede no aplicar a su estilo de vida.

Metas y gastos

También podrá encontrar porcentajes de gastos y de cuánto dinero deberá aportar a cumplir sueños y metas. Pero muchos de estos consejos están basados en cierta región o país, nivel adquisitivo, disponibilidad de productos y hábitos de consumo. Si no puede apegar sus metas y gastos a los consejos que lee y encuentra, podría desmotivarse y no conseguir cumplir metas en lo absoluto.

Conclusión

Existe un gran variedad de consejos disponibles en los blogs de finanzas y por parte de sus amigos y familiares, pero al final debe tomar solo lo que realmente le puede servir. No siga todos los consejos al pie de la letra, porque al final quién sabe mejor cómo funciona sus finanzas, es usted mismo.

Los básicos que puede aplicar y funcionan en general para las finanzas personales son: trabajar en la creación de un presupuesto, gastar dinero inteligentemente y comparar sus compras, crear un hábito del ahorro e inversión y educarse acerca de los avances y nuevas herramientas financieras que puedan mejorar su vida. La elección y detalle de cada uno de los puntos que mencionamos serán adaptados a su estilo de vida.

Share via