Seleccionar página

Cada día los casos de coronavirus hacen noticia en los diferentes medios, no solo del país, sino a nivel internacional. Muchas personas están comenzando a recurrir a las compras de pánico como forma de prepararse, pero ¿Es realmente una forma de prevención o solo miedo irracional?

Compras de pánico

Cada fin de semana, que es cuando generalmente muchas personas hacen sus compras programadas, se han topado con filas y desabastecimiento de productos. Los que se llegan a encontrar se compran de más generando aún más demanda y desabastecimiento.

Estos comportamientos tienen su explicación, y mencionamos como los expertos en comportamiento lo han venido explicando.

Catástrofes similares

El comportamiento racional nos ha ido preparando para catástrofes y fenómenos que ya conocemos. Algunos casos más comunes son huracanes, tsunamis o hasta tornados entre los que más suceden. En estos casos las personas ya saben qué esperar y saben qué productos son los que se pueden necesitar. Incluso las tiendas saben qué productos estarán en demanda y abastecen de forma regular. Pero cuando se presenta una crisis o problema que no se había sucedido antes, las personas no saben cómo reaccionar, dando lugar al comportamiento irracional. No es necesario que compre papel higiénico para los próximos 3 meses cuando realmente no se utilizará.

Solo está contribuyendo a la escasez. La explicación que ha dado el Profesor Comportamiento y Microeconomía en la Universidad de Newcastle en Australia David Savage, es que las personas no han experimentado este problema anteriormente, existe una gran incertidumbre sobre qué sucederá en un futuro incluso a corto plazo.

Para poder asegurar que se tendrá una buena calidad de vida durante todo este problema de salud, las personas están dispuestas a pasar muchas horas en filas en los supermercados para poder abastecerse de más de lo que necesitarán normalmente. Además de que se dispara la demanda y escasez, sus finanzas se ven afectadas al gastar más de lo que debería.

Controlar la situación

las personas reaccionan de forma proporcional a un problema o situación que puedan encontrar. Esta pandemia ha sugerido formas de evitar la propagación únicamente con acciones como lavarse las manos con frecuencia y de forma adecuada, toser y estornudar en el codo o pañuelo y en caso de presentar síntomas aislarse de forma voluntaria a menos de que los síntomas empeoren y sea necesario acudir a un centro de salud. Al ser estas acciones tan sencillas las personas han dramatizado la forma en que reaccionan al problema.

Ejemplos de respuestas dramáticas:
– Lavarse frecuentemente y correctamente las manos: terminarse todo el gel antibacterial, toallitas desinfectantes y guantes quirúrgicos.
– Toser y estornudar de forma que se evite la mayor propagación de partículas: agotar todos los cubrebocas disponibles en farmacias.
– Aislarse de forma voluntaria en caso de presentar síntomas: comprar comida para 3 meses.

No quieren perder la oportunidad

Al ver que las personas comienzan a hacer compras más de lo normal y comprar más cantidades, muchos otros no quieren perder la oportunidad de quedarse sin cierto producto y por eso mismo se suman a las compras de pánico. En caso de que no comprarán más de lo normal y llegará a faltar, la ansiedad puede dominar en casa.

Mentalidad de rebaño

La difusión de las experiencias de las personas en redes sociales no han sido para nada de ayuda en cuanto a las compras de pánico y mentalidad de rebaño. Algunas veces las personas tienen hábitos o hacen cosas sin siquiera saber por qué lo hacen, solo no quieren quedar excluidas de la sociedad.

Consecuencias de las compras de pánico

La economía del país y mundial se verán afectadas indudablemente, pero aquí especificamos cómo terminaría afectándole a usted.

Escasez de productos

La compra desmesurada de productos que no se necesitan en el momento hace que las demás personas que no tienen el poder adquisitivo de acumular como ellos, se vean con desabastecimiento, esto considerando sólo productos como papel higiénico. En casos más extremos, la desinformación que indican ciertos medicamentos ayudan a evitar el coronavirus o a tratarlo sin estar respaldados por un análisis científico, hace que las personas que necesitan estos medicamentos como un tratamiento necesario para sobrevivir se vean afectados. En el caso de los cubrebocas, los hospitales también pueden verse en problemas para poder continuar con sus labores cotidianas e incluso para tratar pacientes de covid-19. Aquí es cuando las personas deben entrar en conciencia, en cómo sus acciones no solo afectan nuestro entorno inmediato, sino el de los demás.

Aumento de precios

La alta compra y demanda de productos conduce a la especulación de precios. Ya se ha visto en muchos países como pequeñas tiendas que están luchando por sobrevivir ante esta crisis, han aumentado los precios de productos básicos como huevo, leche, etc. El gobierno debe estar al tanto de todas las quejas de los consumidores para poder regular los precios. Pero nuevamente las compras de pánico son las que nosotros mismos podemos frenar.

Malgasto

El cierre de escuelas y negocios que no son esenciales, traen como consecuencia el desempleo. Además de las compras que está haciendo que no se encuentran en su presupuesto, es posible que se presente poca liquidez como para desperdiciar en acumular productos que no se utilizaran en un futuro próximo.

Copy link
Powered by Social Snap