Seleccionar página

Los préstamos pueden ser una gran opción si usted se encuentra en problemas financieros. Son necesarios para una emergencia de salud. En el momento necesita dinero y no se preocupa por el tipo de deuda que está adquiriendo.

Sin embargo, muchas situaciones realmente no ameritan la solicitud de un préstamo. Recuerde que más que salir de la “urgencia” en el momento, está comprometiéndose a apagar un monto de dinero por cierta cantidad de tiempo y en caso de impago muy probablemente deba pagar intereses muy altos. Esto puede llegar a ser un problema a largo plazo cuando se encuentre envuelto en deudas por haber comprado cosas que probablemente no necesitaba. Preste atención a estas situaciones donde NO es recomendable solicitar un préstamo.

No pida un préstamo si es solo por un capricho

Vivimos en una época de consumismo y de querer tener lo último y todo en el momento. El ahorro para conseguir objetivos es cada vez más raro, pero cuando se trata de adquirir una deuda para satisfacer necesidades superficiales es mejor que lo piense dos veces. Evalué el peso de las necesidades de forma objetiva, ya que muchas personas suelen evaluar prioridades erróneamente. El préstamo vendrá a solucionar una necesidad real y deberá ser pagado con responsabilidad.

No pida un préstamo para cubrir otro

Es una práctica muy común, ya que muchas personas creen que es mucho más sencillo manejar menos cuentas o pagos. Lo explicaremos de una manera más sencilla: imagine que cada una de sus deudas es una piedrita en su zapato. Agregar una piedra más grande para poder caminar más fácilmente es simplemente imposible. Si ya tiene dificultades para poder saldar sus deudas, adquirir una nueva mucho mayor difícilmente será la salida.

No pida un préstamo si no cuenta con la información completa

Cuando le otorgan un préstamo, está comprometiéndose a pagar puntualmente el monto establecido por cierto periodo de tiempo. Está estableciendo una relación con la institución financiera, banco, persona o plataforma en línea, y es por eso que debe conocer en detalle que está aceptando y accediendo.

No pida un préstamo si no tendrá entradas de dinero próximas

Muchas personas solicitan un préstamo sin pensar en cómo harán frente a los pagos futuros, y es que puede darse el caso que necesita el dinero urgentemente para pagar deudas o para una emergencia.

Deberá planear esta nueva deuda como salida de plata de su sueldo, y si no percibirá sueldo en los próximos meses será imposible cubrir los pagos. Esto puede traer como consecuencia no solo embargo de bienes o demandas, sino también un mal record en su historial crediticio, lo cual difícilmente le permitirá el acceso a las diferentes herramientas financieras disponibles.

Los préstamos pueden ser su mejor aliado si se administran de forma responsable y tiene en orden sus prioridades. Revise todas las opciones disponibles en el mercado antes de tomar esta importante decisión.

Share via