Muchas veces nos pasa que a pesar de contar con un presupuesto bien determinado, acaba sin un peso a final de mes.

Gastos fantasma

Ponga atención a estos gastos que son casi imperceptibles pero podrían estar vaciando su cartera.

Las membresías que nunca usa

Las membresías que se cobran automáticamente a su cuenta son la mejor forma de perder dinero, sobre todo cuando pierde el control de todas las suscripciones en las que se encuentra y no aprovecha cada una de ellas como: el gimnasio, Spotify, Netflix, etc. Revise todas esas membresías y deshágase de todas las que no se encuentre usando.

Consumo vampiro

Los gastos que no se da cuenta que consumen su dinero todo el tiempo, como es el dejar sus aparatos electrónicos conectados. Aunque no lo crea dejar así los aparatos hará que su cuenta de luz aumente mensualmente además de que contribuye al calentamiento global.

Algunos de los aparatos que consuman energía eléctrica mientras se encuentran conectados sin uso son: los televisores, los cargadores de su teléfono, microondas, estufa, computadoras, etc.

Los adeudos por usar su tarjeta de crédito

Cuidado al acudir a los supermercados o pequeñas tiendas sin efectivo, muchas de ellas cobran cierto interés al pagar con tarjeta de crédito. Le pueden cobrar del 2 al 5% de comisión. Puede que le parezca poco pero imagine todas las compras que puede hacer anualmente y en las que le cobren dicho porcentaje, al final de cuentas estará regalando su dinero.

Por anteponer cosas sobre el ahorro

Cuando no le da la importancia al ahorro, terminará gastando el dinero en cosas innecesarias en lugar de apartarlo para algo importante. Y este escape de dinero puede ser por cosas tan simples como tomar un taxi porque despertó tarde, compró comida por no preparar la suya, etc. Este tipo de cosas vacían su cartera sin haber dejado algo para su cuenta de ahorro.

Adeudos por intereses

Las consecuencias de no pagar a tiempo, son los intereses. Pagos adicionales que se encuentran fuera de nuestro presupuesto y que solo aumentan nuestras deudas. Esto sucede con las facturas pero es más común con las tarjetas de crédito.

Generalmente sucede con las personas que se limitan a dar el pago mínimo, en lugar de pagar completamente la deuda o la cantidad para no generar intereses.

No tomar en cuenta el mantenimiento de su hogar

Muchas veces tomamos a la ligera los pequeños daños que pueden ocurrir en casa como una gotera, humedad, un mosquitero dañado, etc. En este tipo de cosas no vale la pena ahorrar, ya que saldrá peor. En un futuro tendrá que invertir más dinero en reparaciones que lo que se pudo haber ahorrado por no atenderlo a tiempo.

No analizar sus gastos

¿Cuántas veces no se ha dado cuenta que se encuentra pagando servicios casi inútiles? Realice una lista de todas las que cosas que paga mensualmente como: internet, el cable, el teléfono, etc. Comuníquese a los respectivos centros de atención y pregunté cómo podría reducir su cuenta. Lo que puede pasar es que con tal de seguir teniéndolo como un cliente le ofrezcan una reducción en sus pagos o bien algún otro plan más económico.