Los gastos hormiga son la fuga de dinero más difícil de erradicar ya que es muy fácil que pasen desapercibidos. Sin embargo poco a poco vacían sus finanzas y lo alejan cada vez más de sus sueños financieros.

Es muy fácil saber si no está cumpliendo sus metas financieras haciéndose preguntas como ¿Ya tiene listo su ahorro de emergencias? ¿Ha hecho aquel viaje que tanto ha querido?

Aunque pueda parecer poco creíble es posible que una de las razones por las que no haya cumplido alguna de esas metas, sea porque los gastos hormiga están drenando su dinero.

Tácticas para los gastos hormiga

Ya que son gastos casi invisibles y puede que siga haciéndolos sin darse cuenta, le compartimos 4 tácticas que debería utilizar para olvidarse de ellos de una vez por todas.

1. Detecte todos los gastos

Lo más importante es saber detectarlos, una vez que lo haga se dará cuenta de lo enormes que son. La mejor manera de identificar estos gastos es haciendo un análisis en su presupuesto, sobre todo en sus salidas de dinero.
En análisis comienza ordenando sus gastos por categorías, y después cuánto dinero se gasta en cada una de ellas, de esta manera se dará cuenta donde se encuentran las mayores fugas a largo plazo.

2. Establezca metas

Otra manera de combatir estos gastos hormiga es mediante metas a corto, mediano y largo plazo. Una vez que se encuentre enfocado en cubrir sus metas, estará al tanto de no malgastar su dinero y usarlo para hacer sus planes realidad.
Por ejemplo si en el próximo verano quiere realizar un viaje, la pensará dos veces antes de comprar ese café por las mañanas o de tomar ese taxi en lugar de levantarse más temprano, etc. Como opción también puede optar por préstamos personales para financiar las vacaciones, siempre y cuando organice sus finanzas.

3. Los límites son importantes

No para todos es fácil dejar de gastar en tan poco tiempo, por eso es recomendable hacerlo poco a poco. Si su delirio por el café mañanero no le permite dejar del todo ese gasto, al menos puede limitarse a comprar café solo 3 veces por semana en lugar de 5.
Otra buena manera de poner límites es hacerse a sí mismo pequeñas sanciones en caso de no respetar lo propuesto. Por ejemplo, si compro café 4 veces en lugar de 4, entonces tendrá que ahorrar el doble ese mes.

4. Las tarjetas de débito antes que el efectivo

El dinero en efectivo será aceptado siempre en cualquier establecimiento, es la forma más fácil de realizar transacciones, pero también es una de las maneras más fáciles de hacer gastos hormigas y gastar su salario.

Siempre creemos que si gastamos esas pequeñas monedas no perdemos mucho, pero habría que hacer la cuenta a largo plazo. Es por eso que la tarjeta de débito es una buena opción para detener a los gastos hormiga, ya que en pequeñas tiendas en donde es más probable que tenga gastos hormigas regularmente no aceptan tarjetas de débito al no contar con terminal bancaria.