Seleccionar página

Siempre hemos tenido una relación cercana con el dinero, pero como adultos esta relación se vuelve más importante. Como adultos, las finanzas se convierten en algo de vital importancia ya que nuestro sustento depende de ello.

Sin importar cuáles sean nuestros estudios o a qué nos dedicamos en la actualidad, todo el tiempo realizamos intercambios mercantiles.

¿Sabe qué es la cultura financiera?

Aunque todo el tiempo estamos en contacto con ella, es probable que tengamos una idea muy vaga de que es.
La cultura financiera se refiere a todos los conocimientos y habilidades que tenemos respecto a los conceptos de finanzas. Estas habilidades y conocimiento nos permiten tomar decisiones acertadas acerca de nuestra economía.

Las ideas equívocas sobre el dinero

Todo el tiempo entra y sale dinero de nuestros bolsillos mediante las operaciones financieras que realizamos. Por ejemplo al solicitar algún tipo de crédito adquirimos un adeudo, al comprar visitas de encuentra comprando o vendiendo dinero.

Sin embargo saber que manejamos el dinero no es suficiente, es necesario hacerse un par de preguntas.

– ¿Sabe si está vendiendo sus ahorros a un precio adecuado?
– ¿Conoce el precio real del dinero?

Debe tener información clara al momento de comercializar, de lo contrario puede ser perjudicial para su economía.

Tendemos a poner atención en el valor del dinero solo cuando ponemos en venta algún producto. Es entonces cuando nos ocupamos de contar con la información para no salir perdiendo en la venta. Además de que un precio adecuado tendrá demanda por parte del mercado.

El malentendido con los productos financieros

Ya vimos que en cuanto al dinero, nos falta hacer un análisis real y conocer a fondo su valor. Pasa lo mismo con los productos financieros del mercado, existen múltiples mitos acerca de ellos. Veamos los más comunes:.

Contrato de seguro

Contar con seguros es importante para prevenir cualquier imprevisto, sin embargo esta cultura no se encuentra extendida. El contar con distintos seguro puede prevenir un gasto grande cuando pase algún imprevisto, ya que nadie está exento de ello.

Contar con un seguro a diferencia de lo que se cree no es una pérdida de dinero, sino inversión en nuestras finanzas. Para ello es necesario informarse, comparar y elegir lo que se acomode a nuestras necesidades.

Su jubilación

Las personas empiezan a contribuir o informarse sobre su jubilación una vez que tienen el tiempo encima. No debe esperar a tener más edad, es necesario iniciar con la planeación de su jubilación desde temprano. En ocasiones las jubilaciones públicas no son suficientes por lo que es importante comenzar a cotizar de manera privada.

Tarjetas de crédito

El eterno temor a las tarjetas de crédito debe desaparecer, cuando estas se usan de manera adecuada no hay nada que temer. Estas son herramientas útiles para nuestro beneficio.

Deudas

Es normal, o adecuado, contar con deudas siempre y cuando sean sanas, es decir que no pasen el 30% de sus ingresos. De esta manera puede tenerlas bajo control y deshacerse de ellas cuando sea necesario.