Anteriormente ya hemos hablado de lo que son los gastos hormiga y cómo pueden afectar fuertemente sus finanzas. En el caso de la comida es mucho más complicado porque pueden estar disfrazados de una necesidad, como lo son los alimentos. Aún así el concepto básico de los gastos hormiga es que son tan pequeños que no se sienten, no es sino hasta el final del mes y del año es demasiado dinero gastado.

Tipos de gastos hormiga en alimentos

La principal causa de los gastos hormiga es el autoengaño o más bien creer que es necesario y está bien gastar, pero ¿Hasta cuando está bien gastar de más si es una necesidad?, ¿Cómo se puede identificar cuáles son? Lo veremos a continuación.

Salidas los fines de semana a restaurantes

La última de las recomendaciones es salir a comer fuera cuando no se tiene suficiente dinero. Si aún así ya ha decidió salir al menos puede prepararse. Trate de conocer el menú y los precios del lugar que visitará, así no se llevará sorpresas. Lleve el dinero preparado para no terminar pidiendo prestado o peor aún utilizando crédito.

Cuando sale a comer a restaurantes debe tener siempre presente que las bebidas son uno de las compras más caras en los establecimientos. Considere las opciones de consumir solo agua o nada.

Comida en el trabajo

Al trabajar en una oficina se consigue una hora de trabajo para comer, la recomendación es llevar comida desde el hogar. Es mucho más económico y saludable. Puede planear sus comidas desde el fin de semana y cocinarlas. No es necesario que se esclavice cocinando, solo debe hacer 3 guisados y mezclar los acompañantes con pasta, arroz y verduras.

Aproveche para llevar una dieta más saludable, no se olvide de los snacks ya que será todo en vano si sigue haciendo viajes a la cafetería o máquina de dulces de la oficina.

Cuando salga

Antes de salir con amigos o de fin de semana no salga con el estómago vacío, terminará gastando más dinero. De igual forma antes de hacer sus compras evite ir con hambre, no hará gastos inteligentes e indudablemente gastará más. Siempre lleve una lista de lo que debe comprar.

Comprar con hambre ni siquiera es hacerlo para satisfacer esa necesidad ya que hacerlo inteligentemente sería comprar solo un artículo que sacie el hambre. Por el contrario se compra todo lo que se antoja. En el peor de los casos todo terminará desperdiciándose.

Malgastar el dinero en gastos hormiga puede comprometer el pago de otras responsabilidades. Si el problema es querer darse gustos y no puede costearlos entonces puede hacer algunos ajustes en sus finanzas.

Primero puede ver las opciones de darse esos gustos a través de recortes. Si aún así no le alcanza entonces deberá ver la posibilidad de conseguir nuevos ingresos.

Comprar alimentos es algo en lo que deberá estar gastando semanalmente o mensualmente, la cantidad que gaste y si termina sin dinero está directamente relacionado en la administración y control de dinero. No permita que los gastos hormiga se sigan disfrazando como algo indispensable.