Si se ha visto en la necesidad de solicitar efectivo, probablemente tendrá que recurrir a un banco, cooperativa o empresa de financiamiento. Con la tecnología cambiando tanto, uno ya no sabe que procedimientos son los normales, y puede llegar a ser víctima de un robo de identidad, robo de datos personales, financieros o de una estafa. Por eso es de suma importancia saber reconocerlas.

Ofertas spam

Probablemente solicitará dinero de alguna oferta o anuncio que le llegó a su bandeja de entrada vía email, algún anuncio en las redes sociales o incluso algún papel que llegó a su casa. Este tipo de papeles o anuncios suele ser muy atractivos y prometen mejores tasas, cuotas y tiempo que los bancos o instituciones formales. Aquí hay algunos ejemplos de ofertas spam.

1. No tiene forma de contactar a la empresa, no hay sitio web, teléfono de contacto o dirección física, solo puede comunicarse a través de un email.

2. No encuentra información sobre la empresa o persona y algo que lo respalde para ser confiable.

3. Lo que ofrecen es demasiado bueno para ser cierto, las cuotas son muy costeables y las tasas son increíbles.

4. El mensaje que envían suele tener muchos errores ortográficos y muchas veces hasta es difícil de entender.

5. No solicitan garantías o revisan que tenga deudas existentes.

6. Usted no ha solicitado ningún préstamo o se ha puesto en contacto y sin embargo ha recibido información de cómo conseguir un crédito o préstamo.

Timo

Si no presta atención a lo que está accediendo puede terminar en un gran aprieto. Siempre revise que la cantidad en el contrato, cuotas e intereses son efectivamente los que se han acordado. Solicite una copia del contrato para que pueda respaldarse en caso de que deba acudir a las autoridades.

Prestamistas informales

Este tipo de personas suelen ofrecer tasas muy bajas pero las cosas suelen cambiar cuando ya debe pagar. Lo acordado suele cambiar y si no paga en tiempo suelen ponerse muy insistentes y hacerle entrar en situaciones incomodas.

Generalmente tratan de conseguir un codeudor en caso de que usted no pueda pagar para asegurarse de recibir el dinero y por supuesto no dudarán en molestar llamando constantemente.

Sabemos que puede necesitar el dinero con urgencia y eso puede llevarle a tomar cualquier préstamo o crédito de personas poco confiables, pero siempre deténgase un momento para comparar y asegurarse que es una fuente confiable.

No opte por ofertas demasiado increíbles porque siempre es una mala señal, y recuerde que siempre debe buscar formas de salir de deudas mejorando sus finanzas con una planeación inteligente.