Hemos tocado mucho el tema de los millennials, de los errores que estos comenten y cosas que falta por hacer, pero quién mejor para darles un buen consejo que los abuelos o la llamada generación “baby boomers”.

Enseñanza a millennials en finanzas

Confiar en los consejos de las personas con mayor experiencia en las finanzas es ideal para aprender. Si bien, las cosas han cambiado también en el área de finanzas, se enfrentaron en su juventud a muchos de los problemas por los que pasamos ahora. A esta generación le tocó la gran depresión y lograron sobreponerse con sus finanzas ante ella. Veamos qué consejos útiles para nuestras finanzas nos otorgaron los abuelos.

Comience a ahorrar para el retiro de una vez por todas

Los abuelos se encuentran hoy disfrutando todas aquellas decisiones que hicieron en el tiempo pasado. Así que saben lo que se necesita hacer como joven para tener una buena vida ahora como abuelos.

Su consejo es comenzar ahorrar para su retiro en cuanto tengan algún ingreso. Entre más sea el dinero para sus inversiones, tendrá que esperar menos tiempo para recibir algo a cambio.

Garantice que puede pagar las deudas estudiantiles

Los abuelos con buenas finanzas alientan a sus nietos a cuidar el dinero prestado que piden para sus estudios. Si piensan pedir un préstamo para una buena Universidad deben asegurarse que esta valga la pena, haber previamente analizado todas las opciones. Sería una pena tener una deuda muy grande y un título sin mucho valor.

Una recomendación es esforzarse por sus estudios y tratar de obtener una ayuda extra para ello, es decir una beca o subsidio que les permita ahorrar dinero por medio de su esfuerzo. Sobre todo cuando la opción de estudio es una escuela privada o bien estudiar fuera del país.

Asegúrese de aumentar sus ingresos y ahorros

La generación de los millennials tiene la oportunidad de recibir sueldos altos, el problema es que muy poco porcentaje o nada se ahorra. El secreto no se encuentra en ganar mucho dinero, sino en ahorrar lo suficiente.

Puede pasar de tener muy mala economía a una muy buena con el solo hábito de ahorrar y claro usar una parte de esos ahorros para inversión. Recuerde que por cada porcentaje que ahorra puede jubilarse antes en cuestión de metas monetarias.

Aprenda a hacer sus cosas

Según la percepción de los abuelos, lo que falta en estas nuevas generaciones es el sentido del trabajo duro y la experiencia por medio de la práctica.
Con la tecnología es muy fácil hacer un par de clics y conseguir lo que deseamos de forma instantánea. Por lo que muchas veces se pierde el sentido de trabajar duro para conseguir algo. Aprender a hacer las cosas usted mismo puede ahorrarle mucho dinero y evitar los costos innecesarios.

Un ejemplo tan sencillo es la comida, la mayoría de los jóvenes prefieren comer fuera, o tomar un café en una linda cafetería en lugar de hacerlo ellos mismos. Estos gastos que se ven como pequeños, son los famosos gastos hormiga que a la larga es una fuga de dinero.

Adquiera lo que realmente necesite, no lo que pueda comprar

El que pueda ganar suficientemente para comprar por ejemplo un auto de lujo no significa que tenga que comprarlo. Concéntrese en comprar lo que realmente necesite y no pierda sus objetivos de ahorro para el futuro.