El principal propósito que tienen los ladrones de identidad es poder tener acceso a sus datos personales como nombre, dirección, los cuales se encuentran en el DNI, además de eso si encuentran información como datos financieros es mucho más útil para poder cometer fraude y robar su dinero.

Mejorando la seguridad financiera

Sin darnos cuentas, pequeñas acciones y hábitos que hacemos diariamente pueden estar poniendo en peligro nuestros datos personales y que al final los ladrones de identidad toman provecho. Estas son las acciones que podemos hacer para evitarlo.

Cuidar la espalda al hacer pagos

Siempre que vaya a hacer pagos o sacar dinero del cajero, es importante que revise que las personas que se encuentran detrás mantengan su distancia. Es probable que finjan estar en el teléfono celular para estar grabando o tomando fotos de lo que hace, tanto del número de seguridad como del de la tarjeta. Lo siguiente de lo que se entera es que han estado haciendo compras en línea a su nombre.

Revisar la banca en línea

No importa la edad que tenga, esta fabulosa herramienta le permite evitar las idas y vueltas al banco o tener que esperar a que llegue su estado de cuenta. Puede revisar en tiempo real los movimientos que se hacen en sus tarjetas. Cualquier movimiento o transacción que no identifique puede ser notificada inmediatamente al banco o institución.

Obtener tarjetas con chip en lugar de banda magnética

También comienza a ser cosa del pasado. Las nuevas tarjetas tienen chip y estas requieren un método de autenticación que es el NIP. Hace el trabajo de los estafadores un poco más difícil. La tecnología de las bandas magnéticas se puede replicar con una máquina especial que llega a tener un costo hasta de usd $50.

Revisar el correo constantemente

Que el estado de cuenta esté demorado más de 3 semanas no suele ser una señal de alivio y que sus deudas no deberán ser pagadas. Es mejor que dude y considere que probablemente ha sido robado. Nuevamente revise la banca en línea para corroborar que todo estar en orden.

Destruya documentos importantes

No es recomendable que destruya documentos que pueden ser útiles en el futuro, pero si debe destruirlos, deben quedar ilegibles. Muchos delincuentes roban las bolsas de basura en la madrugada cuando nadie se da cuenta, al llegar a casa clasifican la información y se deshacen de lo que no les sirve. Lo que buscan principalmente es, facturas viejas, solicitudes de trabajo o préstamos, tarjetas de crédito preaprobadas, tarjetas de crédito vencidas (no destruidas adecuadamente) comprobantes transacciones y documentos que incluyen información sensible, personal y financiera.

Elija el cajero cuidadosamente

Siempre que vaya sacar dinero trate de hacerlo en el cajero que siempre lo hace. Generalmente ya conoce este cajero a la perfección y podrá reconocer cualquier modificación o persona fuera del lugar.

Pueden hacerse pasar por usted

Solo deben hacer una llamada a la compañía eléctrica, de agua o hasta de cable haciéndose pasar por usted, suelen alegar que se han olvidado si ya se hizo el pago de la factura y qué método de pago fue el último utilizado. Si suenan convincentes pueden obtener toda esta información de alguien más.

Asegure su correo

¿El correo llega a la puerta de su casa, es tirado en la calle o tiene un buzón con candado? Todo esto importa cuando le llegan tarjetas pre aprobadas y están vulnerables a disposición de cualquiera que las recoja. Es tan sencillo robar correo que hasta pueden hacerse pasar por un amigo si es que alguien los descubre. Tome precauciones ya que todo lo que llega a su casa suele estar personalizado y contener cierto grado de información necesaria para cometer fraude. Es solo cuestión de tiempo hasta que consigan una carta o sobre que contenga todo lo que necesitan.

Share via