Llevarse dinero al final del mes puede traer grandes problemas, no sólo puede entrar en deuda, sino que puede dejar de pagar sus demás responsabilidades. Una vez que ha logrado llegar al fin de mes le queda lugar para poder ahorrar o invertir y así mejorar sus finanzas en general.

Evitando quedarse sin dinero

Si tiene problemas financieros desde que tiene memoria esto puede deberse a que no tiene una buena administración de su pago. Hemos juntado una serie de consejos que le podrán ayudar.

Baje sus gastos diarios

Los gastos hormiga podría entrar en este concepto. Revise detenidamente la cantidad de gastos que hace diariamente y que no son necesarios. De ser posible recorte los por completo o trate de encontrar una sustitución más económica.

Guarde dinero justo cuando pagan

Para evitar el principal problema, quedarse sin dinero antes de recibir el próximo pago, adelántese y guarde de algo de dinero al inicio. Está comprobado que se gasta la mayoría del pago los primeros días que se recibe. Por qué no, hasta podría guardar la mitad para el final del mes o la quincena. De cierta forma este también será un freno para despilfarrar dinero, y al mismo tiempo tendrá la seguridad de tener ese dinero guardado.

Pónganse límites el primer fin de semana

Lo primero que cruza la mente de muchas personas al recibir su pago es que no pueden esperar al fin de semana para salir a celebrar con los amigos. En caso de ingerir bebidas alcohólicas podría gastar mucho más fácilmente sin darse cuenta. Por eso mismo recomendamos evitar salir el primer fin de semana, o conseguir un plan mucho más económico. Tal vez ir a la casa de algún amigo o hacer una reunión sencilla.

Salga sin tarjeta

La debilidad para muchas personas pueden ser las deudas con la tarjeta de crédito. Una forma de controlar su uso es dejarla en casa. Además la próxima vez que vaya a hacer uso del plástico piense detenidamente si es factible hacer dicha compra y si puede pagar las mensualidades holgadamente.

Sí al ahorro y no a los gastos

Antes de hacer las compras debe hacerse la pregunta si dicho producto mejora significativamente la calidad de vida y hasta podría ahorrar dinero. Si la respuesta es no, es probable que no sea un producto necesario.

Transporte público

Personalmente la mayoría de mis gastos se iba en pagar taxis. Opte por levantarme más temprano y utilizar el transporte público, al final del mes me quedaba mucho más del 20% de mi sueldo. Tal vez muchos prefieren la comodidad del taxi, pero al final del mes puede utilizar ese dinero de una mejor manera.

No más snacks en la oficina

El horario de trabajo es más llevadero cuando hay snacks de por medio. Su cartera y su salud son las que ven las consecuencias. No tiene porqué eliminar por completo los snacks, solo puede ahorrar dinero llevándolos desde casa y haciéndolos más intuitivos.

Bienvenido al presupuesto

No se puede olvidar de la principal herramienta para el control de sus gastos, el presupuesto. Ahí deberá anotar a dónde dirigir a cada uno de sus gastos y registrará todos sus ingresos. Al final deben coincidir dichas cantidades. Mientras más detallado mejor, así tendrá un mayor control y menos sorpresas.