Muchas personas no consideran tratar de terminar el año en una mejor situación que la actual . De hecho se ponen como excusa comenzar justo en el nuevo año “Nuevo año, nuevo comienzo”. La verdad es que cuando se trata de finanzas siempre puede hacer algo hoy para mejorar su situación futura. Además como se encuentra hoy, el dinero que gasta y lo que desea es muy diferente a lo que necesitará en un futuro, entonces ¿Por qué arriesgar poder tomar una decisión libre de deudas a futuro por un momento de deudas hoy?

No adquiera nuevas deudas

para que la situación no empeore al menos puede comprometerse a no adquirir nuevas deudas. Por supuesto nos referimos a pagar cosas a crédito. Esta costumbre es muy común cuando se trata de adquirir regalos. La gente no hace suficiente organización con el dinero disponible y no pueden pagar regalos con efectivo.

No se exceda en los gastos de temporada

Desde las fiestas, los regalos, la comida, sin duda hay muchos más gastos que en los otros 11 meses. Pero no es necesario que gaste tanto dinero en fiestas. Si saldrá de fiesta, puede tratar de comer antes de salir para no gastar en cena. Limite su ingesta de bebidas para que no sea muy cara la cuenta. Pequeñas acciones como esta pueden asegurarle salir con sus amigos y a celebrar, mientras sus bolsillos no sufren.

En cuanto al gasto de los regalos, no es necesario que gaste grandes cantidades de dinero. El amor no se demuestra con regalos caros, sino con compañía y buenos momentos.

No más ofertas y rebajas

Cualquiera puede caer en estas ofertas “irrepetibles y únicas” pero ¿qué tanto necesita lo que le ofrecen? Vivir con lo básico puede ser la respuesta a sus problemas de deudas. Cada cosa que compra debe cumplir un propósito y satisfacer una necesidad, cuando comprar algo no le afecta ni le beneficia es mejor que no lo compre.

Comience a liquidar las deudas existentes

Idealmente iniciará sin nuevas deudas el año, pero sería mucho mejor que lo iniciara con menos deudas que las que tiene ahora. Para que eso se cumpla deberá comenzar a deshacerse de las deudas que tiene ahora.

Haga una lista de las deudas más pequeñas que tiene y de las que se puede deshacer más rápido. Recomendamos comenzar a enfocar sus esfuerzos por eliminar esas debido a que pequeñas victorias le darán motivación para poco a poco eliminar las más grandes. En cuanto se vaya liberando de deudas, tendrá más disponibilidad de dinero que puede usar para pagar deudas mayores. Es un efecto dominó pero de forma positiva.

El propósito de iniciar el año nuevo sin deudas cobra gran significado porque cada año que inicia puede traer ciertas incertidumbres en las economías. Puede aumentar la inflación, se vienen nuevos aumentos en los servicios básicos como de transporte, agua o luz. Debe tratar de adelantarse a toda esa incertidumbre y liquidar sus deudas bajo control.

Si desea ir un poco más allá para prevenirse sobre las incertidumbres o cambio que pueda sufrir la economía, puede ahorrar e invertir, pero esas acciones deberá comenzar a tomarlas una vez que esté un poco más desahogado de las deudas.