Las finanzas personales, pasan a ser finanzas del hogar cuando iniciamos una familia. Contar con estabilidad económica es otra forma de que su hogar se encuentre con armonía y para ello es necesario que todos los involucrados se encuentren al tanto de lo que pasa.

Hablar de las finanzas con la familia

Estos temas deben tocarse con su pareja y de ser el caso con sus hijos, todos deben estar enterados de lo que pasa con las finanzas y cómo pueden contribuir a mejorar la situación. Aunque cada uno pueda tener metas distintas el estar informado ayuda a que estas se cumplan más rápidamente.

La importancia del ahorro

Todo hogar debe considerar tener un pequeño ahorro y aportar mensualmente a ello. Estos ahorros pueden ayudarlo para cumplir metas como:
– Hacer un viaje
– Reparar Daños en el hogar
– El retiro
– La educación de sus hijos
– Comidas y salidas fuera de casa
– Mejora de su calidad de vida

Aunque no siempre ambos pueden aportar, en caso de que solo uno trabaje, la pareja puede contribuir en llevar un orden de las cuentas. Por otra parte si ambos reciben dinero pueden considerar además del ahorro con conjunto tener cuentas de ahorro personales.

La forma en que consume

Al estar solos o vivir en casa de nuestros padres la dinámica es distinta a cuando decidimos independizarnos y aún más cuando vivimos con alguien o iniciamos una nueva familia. En el tema de los gastos fijos todo aumenta: el agua, el gas y más aún en las cuestiones de alimentos.

Póngase de acuerdo con su familia sobre cómo puede ahorrar cada uno en los servicios o al menos cuidar que no sean gastos innecesarios.

La inversión de su dinero

La única forma en qué puede obtener rendimientos para sus ahorros es mediante la inversión. Antes de que su dinero o el de ambos sean invertidos asegúrese que sea la mejor opción para usted y de que tiene la certeza de cómo manejarlo. Para invertir hay que conocer todos los riesgos, otra recomendación es diversificar en sus inversiones.

Los gastos

Hablen sobre los gastos que hacen, en qué lugares es más barato y si hace falta cambiar de marcas para cuidar la economía. Todos los miembros de la familia deben estar involucrados en este tema ya que este tipo de gastos los incluye a todos.

Las aportaciones en casa

Al hablar en familia sobre cuánto dinero va aportar cada uno debe tomar en cuenta que el salario no siempre es el mismo. Deben dialogar y dejar claro quién aportará para los gastos de la casa o para la renta, de ser el caso que ambos, qué porcentaje de acuerdo a su salario o bien que cantidad fija.

Por otra parte en las familias en las que solo uno trabaja, la otra persona puede aportar con las tareas del hogar, siempre y cuando los dos se encuentren de acuerdo. Hablar de manera abierta sobre estos temas le ahorrará discusiones futuras.