Dependiendo de la cantidad de horas que pasa en casa y el uso de los electrodomésticos que use, será si la factura de electricidad tiene un costo elevado o no. Como la temporada de invierno trae por lo general un aumento en el uso de luz, calefón y electrodomésticos, los costos pueden dispararse.

Ahorro de luz en el hogar

La clave principal para conseguir apartar dinero al final del mes es aprender a usar menos y poder conseguir los mismos resultados. Tenemos algunos trucos que le ayudarán a conseguirlo.

1. Revisar las instalaciones eléctricas

Especialmente si la casa no ha sido revisada antes o tiene más de 8-10 años de haber sido construida, es necesario que se revisen las instalaciones eléctricas para evitar que existan fugas y sus finanzas se vean dañadas.

2. Desconectar lo que no use

Sin saberlo muchos aparatos eléctricos podrían estar chupando su consumo eléctrico. Especialmente el cargador de la computadora, el del celular o la consola de videojuegos conectados todo el tiempo. No es necesario que tenga conectados todos los electrodomésticos, poco a poco están consumiendo energía. Deje conectado solo lo indispensable.

3. Utilice la calefacción inteligentemente

Esto incluye también al aire acondicionado. Utilice cada uno dependiendo de la temporada y solo en el lugar en donde se encuentre. Trate de aislar la habitación para que la temperatura se mantenga y el aparato no trabaje extra.

4. Dar mantenimiento a los aparatos de la casa

Los electrodomésticos dañados hacen que se consuma más energía. Por ejemplo cuando se trata de la nevera, si los empaques son viejos pueden tener fuga de frío o gas y gastan más energía. Los filtros del aire acondicionado puede hacer que no enfríe y se tenga que usar la potencia más alta. Mantener los aparatos en funcionamiento óptimo ayuda a ahorrar dinero.

5. Considere materiales y pinturas aislantes

Puede funcionar para la temporada de invierno como verano, lo importante es mantener las temperaturas de cada habitación y de toda la casa aislada de las externas. Las cortinas, pinturas en las habitaciones y hasta alfombras pueden ayudar a mantener la temperatura del lugar.

6. Aproveche las ventanas y luz natural

Tanto como para dar luz y evitar prender lámparas, como para mantener la casa cálida cuando hace frío. Aproveche las horas de luz y sol para que entre a casa. También puede considerar instalar tragaluces en el techo para que entre más luz.

Share via