Seleccionar página

Ser un adulto con finanzas sanas no es algo fácil, es algo que debe instruirse desde que somos pequeños. Además es una tarea que debe comenzar en casa, aprendiendo temas básicos como: el ahorro, consumo, responsabilidad financiera, inversión, etc.

Enseñando finanzas sanas

A la mayoría de nosotros no nos enseñaron desde pequeños todos sobre las finanzas, es algo que aprendimos conforme a situaciones. Sin embargo de haber aprendido muchos conceptos desde pequeños nuestra economía sin duda sería mejor.

Herramientas básicas

Si ya tiene familia, es el momento de comenzar a inculcar a sus hijos buenos hábitos que mejoren en un futuro sus finanzas y sean adultos responsables con ellas. Estos son los 8 conceptos básicos que deberían aprender para convertirse en adultos con finanzas sanas.

1. Inculque el hábito del ahorro

Concepto básico en las fianzas que debemos desarrollar desde pequeños, si les da dinero semanalmente debe ayudarles a desarrollar el hábito de separar una parte y guardarla. Créame, como adultos esto tendrá un gran impacto en ellos.

2. Enseñe a que organicen sus gastos

Las formas didácticas son las mejores para enseñar a sus hijos, cree listas o realice dibujos con nombre sobre los gastos, use su imaginación pero no olvide el objetivo: que su hijo aprenda a organizar en qué gasta el dinero.

3. Abra una cuenta de ahorro para ellos

Si bien el ahorro de pequeños puede comenzar con una pequeña alcancía, como adolescentes es mejor iniciar una cuenta de ahorro en el banco. De esta manera su hijo estará familiarizado en cómo se maneja el dinero en una forma más realista. Para cuando sea mayor contar con una cuenta de ahorro además de una cuenta donde recibe su salario, será algo bastante natural.

4. Enséñele a no gastar más de lo que tiene

El error que como adultos cometemos todo el tiempo es gastar fuera de nuestro presupuesto o mucho más de los ingresos que recibimos. Su hijo debe llevar las cuentas del dinero semanal que recibe y hacer gastos en base a ese dinero, sin pensar que usted le dará más.

5. Ayudarlos a que se propongan metas y que las consigan

Desarrollar la disciplina y perseverancia en el aspecto financiero es básico, es por ello que ayudarlos a hacer listas de metas como juguetes u objetos y hacer un plan para lograrlo, será de gran ayuda.

6. Animarlos a analizar cada gasto

Como adultos gastamos sin analizar, si desde pequeños revertimos ese ejercicio, sin duda sus finanzas serán sanas como adultos. La pregunta es básica ¿Realmente necesito esto?

7. Enseñarlos a ser responsables y no endeudarse

No tiene nada de malo tener deudas, pero hasta para ese tipo de cosas tenemos que hacer buenas elecciones. Enseñe cuando es correcto endeudarse y cuando no.

8. Desarrollar el hábito de la prevención

Como adultos, estas serían las bases para crear los famosos fondos de emergencias que nos pueden salvar económicamente en caso de enfermedad, robo, etc.

Share via