Seleccionar página

Que alcance el dinero para el fin de mes o para conservar la misma calidad de vida a través de los años puede ser difícil. Para lograrlo deberá aumentar sus ingresos ya que la inflación y aumento de los productos cambian constantemente. Cuando además de su sueldo debe vivir de dinero prestado, se vuelve un problema financiero que puede arrastrar por muchos años.

¿Por qué no alcanza el dinero?

Los comunes denominadores para que el dinero rinda es una administración de las finanzas. Además hemos llegado a la conclusión de que los siguientes 7 conceptos son los errores más comunes. Identifíquelos y aplique los consejos que damos para resolverlos.

1. Es fiel a una marca

Es común que a lo largo de nuestra vida hayamos probado diferentes productos y ya hayamos encontrado una que sea nuestra favorita. Pero algunas veces estas preferencias no benefician a su bolsillo, o en el peor de los casos podría estar perdiéndose de nuevos productos y marcas que salen.

Solución
Al menos una vez al año de la oportunidad a que nuevas marcas entren a su despensa o rituales de belleza. Opte por opciones un poco más económicas. Al final sea objetivo con la evaluación de qué producto es mejor. En algunos casos se recomienda cambiar de productos como en champú con regularidad.

2. Solo se preocupa por el presente

Es tedioso para muchas personas tener que pensar en lo que pasará en 10 o 20 años. Por eso mismo no tienen metas a mediano y largo plazo. Está para disfrutar de sus esfuerzos en el aquí y ahora. El problema es que cualquier malgasto o mala decisión que pueda hacer hoy, puede repercutir en la calidad de su futuro. Así que no solo se trata de evitar tomar malas decisiones, sino de encaminar las buenas acciones a lograr metas futuras.

Solución
Comenzar con un fondo de ahorro o de emergencias puede ayudar a solventar imprevistos que no se contemplan en las finanzas. Puede comenzar de poco dinero, siempre y cuando esté creando un hábito.

3. No conoce la diferencia entre capricho y necesidad

Solemos engañarnos a nosotros mismo para poder malgastar. Un claro ejemplo es cuando compramos cosas básicas como comida y ropa, no es necesario que compre ropa de diseñador si su sueldo no se lo permite. Tampoco debe salir a comer a diario a restaurantes costosos.

Solución
Debe hacer una evaluación de sus gastos, clasificarlos entre necesarios y los que puede eliminar. Definitivamente saque de su lista los que no son importantes.

4. Sigue muchas modas

Seguir las modas y tendencias, o ser influenciable es un hábito muy costoso. Los medios de comunicación y anuncios en línea están diseñados para mostrar sus preferencias e incitar a comprar.

Solución
Evite hacer caso a todos los anuncios que ve en las redes sociales, puede incluso modificar su privacidad para ver menos anuncios. Cuando salga de compras lleve una cantidad limitada de dinero, así deberá respetar lo que tiene. Además las listas de compras lo harán más fácil de recordar.

5. Gasta más de lo que ingresa

Es básico que entienda que no puede ir por la vida gastando más de lo que gana. Las cuentas al final no dan. Terminará solo endeudado y comprometiendo dinero a futuro.

Solución
Hacer un presupuesto le ayuda a gastar más concienzudamente. No olvide que al final todo lo que sale debe ser igual o menos a lo que gana. Y si piensa adquirir un préstamo o crédito el presupuesto debe estar preparado.

6. No da buen uso a la tarjeta y al crédito

Pagar a meses sin intereses y ver cómo le hace para pagar a futuro es uno de los problemas más comunes cuando se usa la tarjeta o el crédito. El dinero del crédito no está a su disposición para cubrir imprevistos o rellenar huecos financieros. Es una excelente herramienta cuando se usa de forma organizada.

Solución
Si aún no conoce los beneficios y cómo hacer mejor uso del crédito, evite conseguir una tarjeta. No importa qué tan insistentes sean los bancos e instituciones financieras.

7. Solo usa efectivo

Tiene sus pros y sus contras pero debe conocer ambos para saber cuándo pagar con efectivo y cuando no. Definitivamente primero debe saber que en algunos casos es malo para sus finanzas y le diremos por qué. Es el método de pago aceptado en todo el mundo, lo cual es bueno y malo, puede perder de vista cuánto dinero está gastando al ser aceptado en todos los establecimientos.

Solución
Cuando tenga poco dinero o deba apegarse a un presupuesto es mejor usar la tarjeta de débito, así aunque se vea tentado a gastar, no todos los establecimientos tienen terminal. Solo evalúe en qué situaciones puede optar por esta opción.

Share via