Seleccionar página

Todas las decisiones que tomamos tienen consecuencias, sean buenas o malas debemos afrontar lo que suceda. Cuando se trata de las finanzas no hay diferencia. Todas esas pequeñas acciones que hace, como decidir salir el fin de semana con sus amigos a comer fuera en lugar de quedarse en casa y hacer uso de ese dinero de una forma más productiva.

Pero todos esos malos hábitos y actitudes, de no corregirse, pueden tener repercusiones muy graves a largo plazo. Tal vez no pueda dar vuelta atrás. Puede sonar muy sencillo que aconsejemos dejar de hacerlo, pero es muy fácil decirlo y no tanto realmente hacerlo. Existen ciertas señales que hacen que sus finanzas comiencen a verse afectadas.

Depende financieramente de alguien

Se puede dar este caso en particular cuando aún depende financieramente de sus padres o si usted no es quien obtiene ingresos. Puede ser que a pesar de obtener ingresos, la parte de administración no es su responsabilidad. Para comenzar a cumplir sus sueños, ya sean personales o en familia, es necesario que tome las riendas de las finanzas. Por otro lado puede conservar una cuenta de ahorro independiente.

Gasta más de lo que gana

Es tan sencillo como llevar un equilibrio. No se puede gastar más de lo que gana porque indudablemente terminará en números rojos. Muchas de las opciones que las personas terminan eligiendo es solicitar préstamos o créditos para solventar los malos hábitos de consumo y pobre administración de recursos.

Los créditos son su primera y única opción

Como mencionamos en el punto anterior esta opción de financiamiento es para no tomarse a la ligera. Para empezar si ya tiene problemas de deudas o de malos hábitos financieros puede que no sea la mejor opción para su bolsillo. Siempre debe utilizarse de forma controlada y estar 100% seguro que se pueden hacer pagos en tiempo.

No aprende de los errores

Cometer el mismo error dos veces no siempre puede serlo peor que le puede pasar, siempre y cuando aprenda lecciones. Hablando de su economía personal cuando decide gastar indiscriminadamente y aún así sabe que puede afectar sus finanzas es probable que cometa ese error una y otra vez y a la larga sus finanzas sufrirán.

No le gusta planear

Las sorpresas pueden darle sabor a la vida, pero hablando de finanzas es lo que menos se desea conseguir. Desde metas hasta un presupuesto para sus finanzas. Para tener un control total de las finanzas y evitar sorpresas debe saber en qué se usa su dinero, pero no solo eso, debe tener bien controladas las salidas en los conceptos que mejor convienen a sus finanzas. La falta de planeación puede que al final del mes el dinero no alcance, el problema no es buscar fuentes de financiamiento, sino que puede tomar una decisión poco informada por la urgencia de conseguir dinero.

Antes de optar por un préstamo o crédito como forma de salir de deudas o conseguir dinero urgente, considere opciones de recorte de gastos, venta de posesiones o hasta un trabajo de medio tiempo.

Share via