Las responsabilidades de la vida adulta pueden abrumar a más de una persona. Desde las finanzas hasta la organización de comenzar una familia. Si llegó a tener problemas cuando era soltero, al tener una familia o cuando llega un nuevo integrante, pueden llegar a triplicarse las dudas y el estrés.

Resolviendo problemas financieros

No importa qué tanto se prepare, cuando llega un nuevo bebé a la familia, las finanzas lo resentirán. Con estos consejos al menos tendrá un guía para esos momentos de estrés.

1. Pida ayuda

No tiene nada de malo llegar a pedir ayuda, en cualquiera que sea al aspecto de su vida. No se espera que todas las personas sean perfectas y tengan toda la vida solucionada. Es normal sentirse abrumado y necesitar ayuda. No dude en expresarlo ante sus amigos y familiares. Especialmente si es padre primerizo entonces se espera que tenga muchas nuevas experiencias en las cuales tal vez sus familiares o amigos tengan algunos consejos que le puedan ser útiles.

2. No aumente su deuda

Si ya tiene una deuda constante como el pago de la casa o del coche, considere dos veces antes de aumentar su gasto en exceso. Nos referimos a los nuevos gastos que se vienen con un bebé en casa. Gastará en pañales, toallitas, comida, etc. Haga un buen plan de cómo gastará su dinero y en dónde hará sus compras.

3. Sobreviva con un solo sueldo

En caso de que ambos padres trabajen una forma de forzarse a mejorar sus finanzas y gastar de forma más inteligente es sobreviviendo sólo con un sueldo. La idea cuando se cuenta con problemas financieros es dedicar todos sus esfuerzos al pago de la deuda, probablemente eso queda en segundo plano cuando tienen un bebé. Dedique un ingreso al pago de las deudas compartidas y el otro al pago de las necesidades diarias y básicas.

4. Organice todas sus deudas

Sea padre primerizo o no, la mejor estrategia para comenzar a deshacerse de deudas y otros problemas financieros, es organizarlas. Anote todas las deudas que tiene, cuál es el periodo de pago y cuál es el monto a pagar.

Si existe la posibilidad de refinanciar una deuda, platique con los bancos acerca de sus opciones. Algunas veces puede prolongar por más tiempo la deuda pero debe hacer pagos más bajos, si es este es el caso, entonces podrá destinar ese dinero a los nuevos gastos familiares.

5. Comience a hacer recortes extremos

Si además de tener problemas financieros agrega el hecho de que hay un nuevo integrante en la familia, los gastos se disparan. Su forma de consumo deberá ser diferente. Indudablemente la prioridad ahora será el bebé, tal vez así sea más fácil poder resistirse a caprichos y gastos innecesarios, cuando sabe que es para un propósito más importante.

El dinero sobrante puede ser utilizado ya sea para hacer gastos en el bebé o comenzar a deshacerse de deudas.

Antes de aplicar algunos de estos consejos revise cual se acomoda mejor a su estilo de vida. No todos los consejos financieros pueden servir por igual a las personales.