Seleccionar página

La educación financiera sigue siendo la más difícil de continuar, tanto es así que el ahorro y el presupuesto son tareas que muy poco practican. En cambio las personas suelen buscar alternativas más fáciles que les ayuden a conseguir mejorar su vida, las herramientas más conocidas para eso son los créditos y los préstamos personales.

Ahorrando suficiente o haciendo los recortes necesarios durante determinado tiempo podría otorgarle el dinero necesario para comprar algo que desea. Realmente los préstamos y créditos no son el problema, sino la organización de la solvencia al momento de optar por este medio de financiamiento. Se carece de organización en las finanzas y poder saber cuánto dinero tiene ahora y tendrá disponible para poder comprometerse con una deuda.

Antes de solicitar o aceptar una tarjeta de crédito es necesario que sepa cuáles son los usos que se deben dar a esta.

Saber para qué la quiere

No es necesario que solicite una tarjeta de crédito solo “para emergencias” ya que la mayoría cobra anualidades. Además se verá tentado a utilizarla si la tiene disponible. Es necesario que antes de conseguir una tenga un objetivo de uso para esta. Muchos establecimientos o tiendas departamentales ofrecen tarjetas de crédito, en ese caso si ya es cliente y acude regularmente a comprar, vale la pena que la consiga. Aún así debe evaluar los costos que incluyen el solo hecho de ser propietario de la tarjeta.

Revise su liquidez

Como comentábamos, el problema no es usar la tarjeta, sino no asegurarse que tendrá dinero o liquidez para hacer frente a los pagos. Una excelente estrategia que utilizan las personas que sacan el mayor provecho del crédito es que jamás la usan para comprar productos o servicio que tienen un ciclo de vida más corto que el pago de la deuda.

También tratan de pagar el total de la deuda lo antes posible o antes del corte, se piensa que si no puede pagarlo con dinero propio, realmente no vale la pena adquirirlo a base de una deuda. Por otro lado de igual forma se debe hacer la evaluación de qué tan necesaria es la compra o puede esperar a ahorrar.

Tenga en mente el historial crediticio

El incumplimiento y mal manejo de tarjetas de crédito le llevan a figurar en el Veraz, pero antes de asegurarse de tener uno limpio debe tener en mente que otro tipo de compras puede traerle malas relaciones con el Veraz y por eso mismo podrían negarle una tarjeta de crédito.

Los planes de telefonía móvil a su nombre pueden iniciar su relación con el Veraz, así como las tarjetas departamentales. Debe estar seguro que tiene buen historial de pago con esas instituciones. Puede revisar su historial crediticio de forma gratuita cada 6 meses posteriormente deberá pagar para conocerlo. Puede entrar en la página del BCRA o revisarlo en la página del veraz en donde ya tiene un costo.

¿Cuántas tarjetas se recomiendan?

Si realmente no está en su estilo de consumo no es necesario que solicite una. Mucho depende de la liquidez, además las instituciones también revisan que cuente con ingresos necesario para poder pagar, la cantidad por la que extiendan su línea de crédito estará directamente en relación a su nivel de ingresos.

Si la forma en que compra o su estilo de vida pueden verse beneficiados con el uso de una tarjeta de crédito trate de elegir la que le traiga más beneficios y además tenga las tasas de interés más bajas.

Share via