Seleccionar página

Desafortunadamente no todo es fiesta, regalos y felicidad en estas fechas para muchas familias. Muchos se debe a que comienzan a experimentar problemas financieros. Si se pone a pensarlo, tiene mucho sentido, en este mes, se recibe dinero extra que no se obtiene más que dos veces al año, pero la diferencia con la primera mitad del aguinaldo, es que tiene muchas gastos debido a las fiestas y regalos navideños.

Problemas financieros en navidad

En diciembre comienzan a desarrollarse los síntomas de 4 problemas financieros. Los mencionamos a continuación y qué puede hacer para evitarlos.

No hay planeación

El que aún no haya recibido su pago de salario o aguinaldo no es una excusa para hacer compras desinformadas. El error que muchas personas cometen es tratar de comprar todo a última hora, desde la cena, hasta lo regalos.

Puede prevenirse de dos formas, la primera es básica y necesaria, es hacer un presupuesto, así no gasta de más y hasta puede dejar algo extra.

La segunda es hacer comparaciones de precios de todo lo que tenga contemplado comprar. Si no tiene dinero aún al menos ya puede tener elegidos los lugares en donde hará sus compras.

Malgasto

Este mes es la excusa para malgastar de muchas personas, lo que no saben es que todos los gastos o malas compras que hagan hoy, pueden traer consecuencias a futuro. Algunas de esas consecuencias pueden ser deudas o falta de liquidez. Cuando no tiene dinero para hacer frente a sus responsabilidades financieras puede que se quede sin esos servicios o prestaciones, o que termine solicitan un crédito para poder salir del apuro.

Indudablemente al final termina adquiriendo deudas que debe comenzar a pagar al siguiente año.

Olvidarse del ahorro

Todos vivimos pensando en planes a corto plazo en este mes, a qué fiestas iremos, qué regalos compraremos etc. pero ¿Ya pensó en qué hará iniciando el año? Debe asegurarse de tener dinero suficiente para poder seguir su vida. Sus responsabilidades financieras, el cole de los niños y la comida deberán pagarse y comprarse sin falta.

Además de la planeación antes de la fiesta navideña y de los regalos, también debe pensar a mediano y largo plazo. Recuerde que cada año llega el aguinaldo dos veces y deberá volver a celebrar navidad. Asegúrese que sus finanzas van preparándose cada año para no pasar malos ratos.

Deudas

Los créditos y préstamos deben dejarse para cuando se planean compras muy grandes que mejoran la calidad de vida. Cuando el ciclo de vida del producto supera el periodo de pago de la deuda, no es un buena idea. Lo que sí es seguro es que tiene una deuda más y probablemente con el mismo salario que ha tenido todo este tiempo.

Una navidad más feliz no es la que tiene más regalos o en la que gasta más, sino la que se pasa con sus seres queridos. No ponga en riesgo sus finanzas por una falsa creencia que las tiendas nos han hecho creer, que gastando más se la pasa mejor.

Share via