Seleccionar página

El rol de las madres en nuestra vida es el de educarnos y atendernos cuando somos pequeños, o al menos este rol permanece así es en la mayoría de las familias actuales.

Frases que ayudan a las finanzas

Tal vez de lo que más nos acordamos de nuestra infancia y de nuestras mamás, son las famosas frases que tenían para todo. Trataban de darnos enseñanzas, aquí tenemos algunas de las más famosas que pueden ayudar con nuestras finanzas aún hoy en día.

1. Apagar las luces al dejar una habitación

Este mal hábito puede perdurar hasta la vida adulta, el problema es que cuando nos independizamos somos nosotros quienes debemos pagar las cuentas. Especialmente si gastamos mucha energía, el recibo saldrá muy costoso. No solo se aplica para la luz, sino para los electrodomésticos que no está utilizando. Trate de desconectarlos para evitar el escape de energía eléctrica, ya que debe saber siguen consumiendo energía aún apagados pero conectados.

2. No gastar todo en una sola cosa

Era muy común que nos dieran algunas cuantas monedas a la semana, tal vez de lo que les sobraba. Entonces el consejo que nos daban era no gastarnos todo en una sola cosa, pero realmente se referían a no gastarlo todo en dulces o un solo lugar, sino planear bien cómo gastarlo.

En la vida adulta se aplica cuando recibimos nuestro sueldo y se suele gastar casi todo el mismo día. Debemos aprender a administrar nuestro dinero especialmente cuando pasamos por momentos financieros difíciles o carecemos de la estructura de un presupuesto.

3. Mirar antes de cruzar la calle

Si bien es algo que se aplica literalmente como adulto en la actualidad, se puede sacar el concepto general que es ser precavido antes de tomar una decisión.

Aplicado a las finanzas, cuando se trata de hacer compras, inversiones o cualquier decisión que afecte el flujo de dinero, debe ser precavido. No obstante la mejor forma de proteger sus finanzas es a través de los ahorros y seguros. Cualquier emergencia o imprevisto puede ser cubierto con esos conceptos.

4. Mantenerse alejado de las malas amistades

Los amigos no solo pudieron influir en nuestro carácter y decisiones cuando éramos jóvenes, en la vida adulta pueden invitarnos a salir a comer, de compras y a gastar constantemente. Las finanzas comenzarán a sufrir al cabo de los meses. No es necesario gastar grandes cantidades de dinero para ver a los amigos o divertirse. Además los buenos amigos están interesados en que tenga una buena vida y no que se vea en momentos difíciles.

También puede aplicar cuando los amigos nos dan consejos acerca de formas de ahorro o inversión informales. Antes de optar por algún instrumento financiero basado únicamente en las experiencias de los amigos, trate de hacer comparaciones y tomar en cuenta qué es lo que se adapta a su estilo de vida.

Nuestras mamás tienen como objetivo hacer nuestra vida más fácil, pero principalmente que tengamos un mejor estilo de vida que ellas.

Share via