Las cajas de herramientas están llenas de objetos que ayudan a cumplir un propósito, ya sea arreglar o construir algo. En las finanzas también existen herramientas que ayudan a construir o mejorar su bolsillo. Aún así debe conocer la diferencia entre herramientas y finanzas, ya que tenerlas o conocerlas no asegura que las finanzas serán buenas. Básicamente no son lo mismo.

Aplicado con un ejemplo, un carpintero puede tener el mejor martillo o cierra, pero son solo objetos, estos no lo hacen el mejor de los carpinteros. Las herramientas no hacen la tarea por sí solas y el carpintero no hace los objetos sin las herramientas. No es sino hasta que se juntan las herramientas con las habilidades y conocimientos del carpintero, que se logra crear un objeto hermoso y funcional.

Herramientas financieras

Tenemos estas 3 herramientas que pueden ayudarle, de aplicarse y conocer su uso correcto, a mejorar su bolsillo.

1. Registros financieros

Es necesario un control para poder gestionar las finanzas. Confiarse a la memoria es una de las peores cosas que puede hacer. Escriba sus movimientos, desde compras hasta ingresos. Puede valerse de aplicaciones, gratuitas o de paga. O si prefiere algo más personalizado también existen las hojas de cálculo de excel.

Siempre existirá la prueba física de haber hecho esas anotaciones, en su memoria fácilmente podría olvidarse.

2. Presupuesto

El desempeño que tenga, bueno o malo se logra a través de la elaboración del presupuesto. Este le permitirá saber en qué está fallando y planear el uso de sus recursos. Como puede ver los registros y el presupuesto se llevan perfectamente de la mano, en cuanto vaya registrando movimientos puede hacer planes y evaluar el desempeño. No podrá saber que uso darle al dinero si no sabe cuánto tiene por medio de los registros.

3. Creación de escenarios

La única forma de poder determinar qué camino tomar es creando diferentes escenarios, es cuando las otras 2 herramientas complementan a esta tercera. Todo dependerá del tipo de escenario que tenga en mente, no se utilizarán los mismo parámetros para pensar en una compra que en una inversión

De forma resumida, cuando se trata de decisiones de consumo, debe buscar siempre la relación costo/beneficio. Es decir obtener el mayor beneficio a menor costo. En cuanto a las inversiones se debe considerar lo que se conseguirá al invertir el capital, la rentabilidad, el tiempo y riesgo.

Esta herramienta le da un panorama de lo que se puede obtener de las decisiones financieras, en base a ellas puede tomar una decisión.

El primer paso para comenzar a enderezar sus finanzas es comprometerse y darse cuenta que siempre tiene la oportunidad de mejorar. Si su situación es cómoda ahora, siempre puede tener nuevas ambiciones. Además el estilo de vida cambia conforme crece, y por consecuencia también la forma en que se consume y gasta.

Si se encuentra en estado de endeudamiento, con más razón se recomienda hacer uso de herramientas financieras. No solo acuda a ellas como una forma de salir de problemas.