Seleccionar página

Nos han educado para pensar que los gastos son algo negativo, que afecta a nuestra finanzas. Es importante que sepa que no todos los gastos son malos y que existen algunos que realmente está recomendado hacerlos.

Gastos buenos

Si en esos momentos no cuenta con dinero extra, bien puede comenzar a planear este tipo de gastos para inicio de año o para cuando reciba una bonificación como el aguinaldo.

Independencia financiera

Se puede decir que se alcanza la madurez una vez que logra dejar la casa de sus padres. Un excelente propósito y forma de gastar dinero inteligentemente es independizándose.

No debe olvidar que una vez que salga de su casa difícilmente tendrá los mismos lujos que tienen casa de sus padres. Se deben incluir los costos de la luz, el teléfono y el agua como los básicos. Muchas personas no desean dejar la comodidad porque no se pueden costear la vida independiente. Si este es su caso puede ahorrar un poco más para solventar una vida más parecida a la que vive ahora.

Compra de muebles y electrodomésticos

Este punto aplica incluso si aún no ha salido de casa. Es recomendable comenzar a hacer gastos pequeños que no se sientan para hacerse de su propio patrimonio. Será mucho menos pesado que dejar la casa de sus padres para vivir en una casa o apartamento vacío.

Compra de una casa

El gasto de la compra de una casa es uno de los más grandes que tiene una persona a lo largo de su vida. Por eso mismo se crearon los créditos hipotecarios. Para hacer una elección inteligente, ahorrar lo más que pueda es la mejor opción, no se apresure a salir de casa o a comprar una que no se adapte a sus posibilidades o necesidades. Mientras más dinero tenga ahorrado mejores oportunidades de crédito le presentarán.

En cada ocasión que tenga debe hacer pagos y adelantos al capital de su vivienda. Los adelantos que haga pueden afectar positivamente el pago total del inmueble. Recuerde que además hay más gastos involucrados como las comisiones, notarios y papeleo.

Mantenimiento a su actual vivienda

Los gastos para prevenir o mejorar la calidad y vida de su actual vivienda pueden ser mejores que la reparación en caso de descompostura. Si desea venderla le agregan valor al inmueble. Las formas de mantenimiento más comunes son en las tuberías, instalaciones eléctricas, pintura y tapicería

Seguros

Los seguros funcionan para prevenir. Nunca está de más estar prevenido. Muchas personas no le ven la utilidad hasta que se ven en la necesidad o sucede algo que les hace gastar dinero que no tienen y terminan gravemente endeudados.

Si los gastos traen beneficios a largo plazo es necesario que sean considerados. No son gastos sino inversiones y prevenciones que hacen la vida más fácil de llevar y que le pueden evitar un desembolso más grande de dinero en un futuro. Además está asegurado que su dinero está siendo utilizado de forma inteligente y no en malgasto.