Seleccionar página

El presupuesto es la base de la economía y las finanzas claras. En él nos basamos para saber cuánto dinero será destinado a cada rubro, las entradas y salidas de efectivo, y es la mejor manera de saber en qué se está yendo el dinero cuando hay algún desequilibrio.

Ingresos y Egresos

Para realizar nuestro presupuesto es necesario tener metas, y en base a ellas ordenar nuestros egresos e ingresos.

Recuerde que hay varios tipos de presupuestos: los personales, los familiares, o empresariales en caso de que cuente con negocio propio.

Los presupuestos personales son los más habituales, el motivo del por qué es importante contar con un presupuesto, es porque se debe administrar de una mejor forma su dinero y llevar un control. Cabe destacar que de esta forma sus finanzas personales serán mejores.

Lo ideal es armar un presupuesto aunque usted no cuente con estabilidad financiera, sin embargo en caso de tener deudas atrasadas o no contar con suficientes ingresos debe realizar acciones inmediatas que le permitan salir de esos baches financieros.

Presupuesto tradicional

Realizar un presupuesto tradicional consiste en:

El primer paso es tener un registro de sus ingresos, ya que lo tenga debe restar todos los egresos (gastos). Antes de establecer los ingresos debe contar su ingreso total, basicamente en caso de que cuente con dos o más empleos debe sumar ambos sueldos.

Una vez que cuenta con la lista de sus egresos o salidas de dinero, es importante priorizar sus gastos, es decir cuales son de suma importancia y cuales puede eliminar de su presupuesto para así reducir sus gastos.

El último punto es, una vez que ya se encuentre seguro en qué va a destinar su dinero en cada rubro, comience a llevar ese presupuesto durante un mes. Una vez pasado ese tiempo verifique si hubo fallas en su presupuesto y ajústelo para el mes próximo.

En un principio es aburrido y lleva mucho tiempo priorizar y hacer cuentas, pero a largo plazo verá una repercusión positiva.

Presupuesto topado

Así como lo dice el nombre de este presupuesto, se trata de poner límites al momento de administrar nuestro dinero.

El primer paso por supuesto es realizar una lista detallada de todos los pagos que realizamos y salidas de dinero, de esta forma tendremos la certeza de donde termina nuestro dinero.

En segundo lugar ahora que ya sabe a dónde va su dinero debe poner un límite de presupuesto según el rubro o el gasto que realiza.
Después de poner el tope hay que realizar una suma del total y verificar que esta cantidad sea igual a la de sus ingresos es decir que no sobrepase la cantidad o el presupuesto no está bien administrado.

Ahora debe registrar diariamente cuáles son sus gastos, respetando siempre los límites que previamente establecido para cada uno de ellos.

Una vez cumplido el mes revise que la sumatoria sea igual a la que previamente había planificado.

Este tipo de presupuesto es ideal para cuando no tenemos idea de cómo realizar un presupuesto, y es menos tedioso que el presupuesto tradicional.

La clave consiste en seguir de manera disciplinada el presupuesto que ha decidido llevar mensualmente y ajustarlo cada vez que sea conveniente, ya sea como presupuesto topado o tradicional.