Seleccionar página

La alimentación es muy importante dentro de la finanzas, porque este es un gasto que consume una gran parte de nuestros ingresos.

Ahorrar en alimentos

No es algo de tomarse a la ligera ya que mientras unos la desperdician, otros no tienen. Sobre todo si da un buen uso puede mantener sus finanzas sanas.

Analice lo que hace con los alimentos

El primero paso es ser honesto con usted mismo y hacerse esta preguntas sobre los alimentos que adquiere:

¿Los lava de forma adecuada?
¿Los almacena de tal manera que pueda alargar su vida útil sin echarse a perder?
¿Separa tus desechos orgánicos para composta?

Seguramente contestó no a la mayor parte, pero no se preocupe existen más opciones para ahorrar en cuestión de alimentos en casa.

Planifique su menú

Cuando planificamos qué vamos a consumir durante la semana todo se vuelve más fácil. De esta forma cuando vaya al supermercado sabrá exactamente qué elegir y qué cantidades comprar. En base a su menú realice una lista, así también perderá menos tiempo y sobre todo no gastará en cosas innecesarias.

El valor de la sobras

Es imposible no conseguir sobras al cocinar en las comidas, pero siempre puede darles un buen uso.

Los alimentos congelados están de su lado
Consumir alimentos congelados es ventajoso para su economía y el ahorro de comida, pero solo si se trata de frutas y verduras.

Al comprar frutas o verduras congelados, normalmente se usa lo necesario y se vuelve a congelar. Por otro lado cuando compramos estos productos frescos lo que no utilizamos suele perecer y terminar en la basura o composta.

Olvide la compra en cantidades grandes

Se puede ahorrar dinero cuando se compran cantidades grandes de ciertos productos como los de limpieza. En el caso de los alimentos no es así, a menos que se trate de alimentos no perecederos.

Si compra otros alimentos en grandes cantidades y no se consumen a tiempo será un desperdicio total, tanto de comida como de su dinero.

No se enfrasque con la caducidad

La fecha de caducidad de sus productos no es precisamente exacta, antes de decidir tirar algo a la basura asegúrese que realmente no sirve. Tiramos muchos productos que aún podemos consumir por basarnos sólo en la fecha de caducidad.

Si bien existen alimentos que son delicados y de los cuales es peligroso consumirlos en mal estado, no podemos generalizar.

Puede pasar que incluso teniendo una fecha de caducidad registrada algunos alimentos pueden estar en mal estado antes de la fecha, use su sentido común. Huela, toque y observe el estado.

Recicle su basura orgánica

Hacer una composta casera no es para nada difícil, es solo cuestión de juntar toda su basura orgánica y revolverla con tierra, madera y hojas. Esto le servirá en algún punto como fertilizante para sus plantas.

Tómese el tiempo de leer un poco sobre eso, incluso si no tiene suficiente espacio puede hacerse en pequeños recipientes.

Ahorrar en alimentos y además no desperdiciar comida no es tan difícil consiste en seguir 5 pasos. Aunque suene tedioso esto puede traerle buenos resultados a mediano y largo plazo.